La inspiración venía del

Historias de Chuletas Esto no me ha pasado a mí, pero cuando me lo contaron fue tal la carcajada, que en fin....



Era una clase en la que todos se conocían de pequeños y se llevaban de maravilla. Tenían un examen de no sé que a la vista y a nadie le daba la gana de estudiar, así que entre todos hicieron unas chuletas tamaño elefante y las pegaron en ¡¡el techo!!. La profesora no era muy lista, pero al ver a toda la clase mirando hacia arriba pues.... El caso es que coge la profesora y se le ocurre mirar, podéis imaginaros la cara que puso... y el cabreo que pilló.... Imagínate el panorama, la habían tomado por tonta o algo así. La pobre mujer llamó al director y al final dijo que suspendería a toda la clase, pero se ve que algo de buena le quedaba y no cumplió las amenazas.

La xiquilla esta
publicidad