Alta tecnología al servicio del

Historias de Chuletas Siempre me he defendido bien con la electrónica y un día decidí ayudar a un colega a aprobar su examen.

Yo desde el coche con una emisora que hace la función de escaner (la poli siempre anda al acecho), mi colega con un walkie en la cintura, de la salida de cascos salía un cable que se comunicaba con un inductor... que a su vez se comunicaba inalambricamente con un pinganillo en su oreja.

Comienza el examen, yo con el libro iba diciendole las respuesta que el me preguntaba por un micro inalámbrico que utilizo en mi curro habitualmente. En un momento dado él me dice: te recibo con unos ruidos del copon, no me entero. Vale, sin problema, ahora mismo meto una tapa amplificadora, y aquí viene el puntazo, meto 40 vatios más en la antena. Consecuencia, toda la universidad me estaba escuchando por la megafonía, el resto os lo podéis imaginar, yo parecía Starsky a toda leche con el carro dandome boleto.

A mi colega casi le calzan pero nos libramos por un pelo.

P.D: Esto no es sencillo de realizar, os aconsejo buen material.

Capitán Sensible
publicidad